San Isidro 2015

Madrid es una ciudad alegre y colorida, divertida y entusiasta, dotada de sentido de humor y de la fiesta, en donde los madrileños a pesar de las dificultades de los últimos años han sabido sobreponerse en un admirable esfuerzo para extraer lo bueno de la vida y compartirlo con todos.

 

Tenemos el privilegio de vivir en una ciudad abierta y acogedora, diversa y libre, cuyo carácter hospitalario y de acogida reluce con gran esplendor en mayo, mes en el que los madrileños celebramos a nuestro Patrón, San Isidro Labrador. Son unas fiestas de todos y para todos en las que el alma castiza y señorial, culta y emprendedora de Madrid y de los madrileños adquiere su máxima expresión.

 

De grandeza y hermosura están llenas estas fiestas en honor de San Isidro Labrador, reflejo de esa ciudad repleta de cultura, de historia, de arte, de belleza y de lugares únicos como es Madrid. Una ciudad en donde también late con fuerza la vida y el corazón de personas que procedentes de todos los lugares de España y del mundo han convertido a Madrid en su hogar, y que Madrid está encantada de abrigar.

 

Este es el Madrid que hoy celebramos, el de Cervantes y Lope, el de Quevedo y Goya, el de los cafés literarios donde escritores como César González-Ruano desplegaban sobre las mesas su “recado de escribir” (tintero, pluma y papel) para reflejar el alma de una ciudad con casta.

 

Es el Madrid de ese torrencial de ingenio y greguerías que fue Ramón Gómez de la Serna, de quien hemos recuperado su despacho para la colección permanente del Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. Es el Madrid de la ternura fieramente humana en los dibujos de Antonio Mingote, quien expresaba siempre en sus retratos un Madrid mejor. Es el Madrid de tantos y tantos creadores que han enriquecido la ciudad con su talento y creatividad.

 

Y desde aquí invito a todos los madrileños y a quienes nos visitan a la Pradera del Santo para festejar a San Isidro, porque se merecen disfrutar de unos días que también tendrán su destello en la Plaza de la Villa y en la Plaza Mayor, en las Vistillas y en los Jardines del parque del Buen Retiro, en todos nuestros distritos, barrio a barrio, en calles, plazas, y en los espacios culturales municipales, todos a pleno rendimiento.

 

Y con San Isidro, en mayo Madrid ofrece la más importante Feria Taurina del mundo, una oportunidad única para paladear la esencia de la Fiesta Nacional y para animar al que no la conoce a acercarse a ella. Siglos de pasión por la tauromaquia en el coso madrileño y de tertulias sobre el toro y la catedral del toreo, que es las Ventas. Toros y cultura, poesía y vida.

 

Madrid en San Isidro es una sensación de gestos y sonrisas, una sucesión de rostros y emociones, un vivero de señales y sentimientos, que dibujan el alma de una ciudad divertida y alegre, cuyo mejor patrimonio es la maravillosa gente de Madrid. Gracias al esfuerzo de todos Madrid se supera a sí misma cada año con más visitantes -en 2014 batió su récord histórico absoluto con más de 8,3 millones de turistas-, con unas propuestas culturales ricas y muy vivas, con la mejor gastronomía y los mejores espacios para el turismo de compras, con grandes exposiciones y estrenos teatrales, y la grandeza como emblema.

 

Les deseo que disfruten de estas fiestas de San Isidro para todos, repletas de música con conciertos como los de Paloma San Basilio, Ainhoa Arteta, y la Banda Sinfónica Municipal de Madrid, y actuaciones de orquestas y grupos, de alma castiza y de teatro, de pasacalles y de ilusión, de entretenimiento para pequeños y mayores en una ciudad en la que, como dijo Azorín, “la vida fluye incesable”. Feliz San Isidro 2015.

 

Ana Botella Serrano

Alcaldesa de Madrid